El entorno digital en el que vivimos es una realidad. Las personas, tanto a nivel particular como empresa cada vez interactuamos de manera más digital con clientes, proveedores o incluso con Hacienda.

Antes de entrar en detalle sobre los beneficios del marketing digital, queremos enumerar las principales actividades dentro de este sector. Las distintas tareas más comunes que trata el marketing digital son el posicionamiento SEO y SEM, marketing de contenidos, gestión de redes sociales, email marketing, creación y diseño web, growth hacking, marketing de influencers, remarketing y mucho más.

Todos estos servicios, bien gestionados por una agencia especializada, nos traen como consecuencia principalmente tres beneficios:

  • Mayores ventas.
  • Potenciar el uso de nuestra marca y dotar de mayor valor a la marca.
  • Llegar a miles de personas con un coste relativamente bajo, pudiendo decidir a qué públicos queremos mostrar la publicidad.

El último punto enumerado merece especial atención. Frente a los medios tradicionales, también conocido como offline marketing, como la publicidad en radio o televisión, donde el anunciante lo más que puede segmentar sus anuncios es en función del canal donde los emite y la franja horaria, y donde además le es muy difícil medir el retorno de su inversión en publicidad, aparece el marketing digital con el que podemos:

  • Segmentar el público al que queremos impactar con la publicidad. Si por ejemplo somos una empresa que vende cunas, podremos buscar los públicos objetivos que más nos interesen y mostrarle el anuncio solo a ellos. Supongamos que un público objetivo nuestro son mujeres de entre 24 y 40 años. De esta forma, todas las mujeres que no estén en este rango de edad, nunca verán nuestro anuncio, al igual que ningún hombre. Existen miles de formas de segmentar y cientos de públicos objetivos que podemos tener para nuestro negocio.
  • Medir el impacto de nuestras campañas de publicidad. Podremos saber en todo momento a cuantas personas hemos llegado con la campaña, cuantas personas han visitado nuestra web, cuantas personas han comprado o contratado nuestros servicios gracias a la publicidad y muchas más variables que queramos medir y controlar que resulten interesantes para nuestra empresa. De esta forma nos es muy sencillo calcular el retorno de la inversión y poder tomar decisiones estratégicas de una manera mucho más sencilla.

¿Cómo son los modelos de pago del marketing tradicional y del marketing digital?

Otro punto que merece especial énfasis respecto a los beneficios del marketing digital frente al marketing tradicional, es el modelo de pago. En campañas de televisión, radio o incluso en los típicos carteles publicitarios que podemos ver en las carreteras, las empresas anunciantes pagan una cuota fija al mes en función de variables como la hora en la que se emita el anuncio y la cadena televisiva si hablamos de la televisión o por ejemplo en función de la ubicación si hablamos de carteles publicitarios. Pero repetimos, siempre una cuota fija de la que nos es imposible saber el alcance de la publicidad y muy difícil medir el retorno.

Con el marketing digital, hay diferentes formas de pagar por la publicidad que ponemos. Por ejemplo si usamos publicidad en redes sociales como Facebook e Instagram o publicidad en Google, pagaremos únicamente por los clics que recibamos en nuestros anuncios. Otro modelo de pago es el que se usa en campañas de Display en el que la forma más habitual de pago es el conocido CPM (coste por mil impresiones). Se pacta un precio cerrado para cada mil impresiones que aparezca el anuncio en internet.

Outbound marketing vs Inbound marketing

Algo que merece especial aclaración es la principal diferencia entre el Inbound y Outbound marketing, ambas prácticas dentro del marketing digital.

El Inbound marketing consiste en actividades concretas para conseguir que los clientes lleguen a nosotros, a nuestra web, landing page o donde queramos sin invertir en publicidad. Y os preguntaréis cómo es posible. El marketing de contenidos es la tarea que se encarga de esto. Generar artículos de calidad en los blogs, el SEO, envío de newsletters, videos explicativos en Youtube e incluso las relaciones públicas son un tipo de Inbound Marketing.

El Outbound marketing es todo de lo que hasta ahora hemos estado hablando. Se trata de impactar a públicos objetivos por medio de publicidad pagada. Las principales actividades de Outbound marketing son la publicidad en buscadores o SEM, campañas offline como en radio, prensa o televisión, remarketing, publicidad en redes sociales, email marketing y lo que más de moda está ahora, el marketing de influencers.

Esperamos haber explicado y dejado claro, de manera simplificada los principales beneficios del marketing tradicional o marketing offline versus el marketing digital o marketing online.